El Arte de la Guerra,
escrito por Sun Tzu, se basa en estrategias que no solamente se pueden aplicar
en el plano militar, sino que también se usa en los negocios, en deportes, en
diplomacia e incluso en el plano personal; reflejándose en cualquier situación
común y cotidiana, enseñando al ser humano a aplicar con sabiduría esas
tácticas en los momentos de confrontación y adversidad.

 

Tal como indicaba
anteriormente, este libro de estrategias muestra la sabiduría que necesitamos y
que tenemos que practicar con más frecuencia en todas las etapas de nuestras
vidas (en la personal o en la laboral) comprendiendo el origen de los conflictos
para poder solucionarlos. Además, la obra contiene ideas que se han convertido
en conceptos de negocios, las cuales se ponen en práctica para obtener el
éxito.

Sun Tzu nos dice en
esta obra que es muy necesario aprender sobre tácticas de guerra para superar
las adversidades que se presentan en la vida. Además, este texto expresa cinco puntos
esenciales para la guerra: la influencia moral, la doctrina, el mando, el
terreno y las condiciones atmosféricas del mismo.

Una frase de este texto
nos enseña que en muchos momentos en que tenemos que demostrar nuestro
liderazgo o competir para obtener un beneficio, nos valemos de ofensas o
indagamos la forma de como abatir al oponente causándole daño, pero este tipo
de acciones no son las adecuadas y por lo tanto no es lo correcto usarlas. Así
estaremos demostrando a los demás que tenemos habilidad para controlarnos ante
una situación de adversidad.

 

Esta obra no solamente indica
estrategias para ganar en la guerra, también es un texto que se aplica en otros
campos, dejando a un lado la parte en que se daña al enemigo, por supuesto.

 

Es importante destacar
que Sun Tzu tuvo la visión de instaurar estrategias muy favorables para salir
victorioso en la guerra y cómo actualmente se tienen en cuenta para administrar
empresas, negocios o incluso países.

 

Si estas tácticas se
aplican adecuadamente a los planes de empresa o de mercado, es muy seguro que
se consiga el éxito del producto y por lo tanto el éxito empresarial.

 

Resumiendo las
recomendaciones de esta obra, el éxito es alcanzar las metas fijadas y los
objetivos propuestos.